jueves, 6 de noviembre de 2008

EL MANATI



QUE ES UN MANATI:


El manatí es un mamífero marino que habita en las costas y en las desembocaduras de los ríos. Su nombre científico es Trichechus manatus , del griego tri (tres) y chechus (uñas) y de la lengua indígena Caribe manati que significa con mamas. Su cuerpo es grande y cilíndrico, parecido al de una foca grande. Se distingue particularmente por su cola aplanada en forma de cuchara y por sus dos extremidades en la parte anterior del cuerpo provistas de tres o cuatro uñas. Aunque por lo regular es de color gris, se encuentran algunos color café. Al igual que otros mamíferos marinos, tiene poco pelo, excepto en el morro que está cubierto de pelos cortos. Al nacer, la cría mide aproximadamente un metro (tres pies) y pesa 30 kilogramos (66 libras). De adulto puede llegar a medir hasta tres metros (10pies) de largo y pesar cerca de 500 kilogramos (1,110 libras). Sin embargo, se han observado individuos que miden hasta cuatro metros (13 pies) con un peso de hasta 1,500 kilogramos (3,300 libras). El manatí es un animal tímido e inofensivo, que gusta de nadar en compañía de su grupo para jugar, comer o moverse de un lugar a otro. Este es el único mamífero marino completamente herbívoro, característica que lo hace muy importante para ayudar a mantener el equilibrio y la productividad de su hábitat. Su alimento principal lo constituye las yerbas marinas y plantas acuáticas que crecen en lugares poco profundos cercanos a la costa o en los ríos. Tiene predilección por la yerba de manatí ( Syringodium filiforme ) y por la yerba de tortuga ( Thalassia testudinum ). Como todos los mamíferos, el manatí necesita respirar aire. Aunque lo normal es que suba a la superficie cada uno a cuatro minutos para respirar, puede permanecer sumergido hasta por 20 minutos. Cuando se sumerge, los dos orificios nasales, localizados un poco más arriba de la boca, se cierran herméticamente. La capacidad de reproducción del manatí es relativamente baja comparada con la de otros mamíferos. A los cinco años ya está listo para aparearse y producir una cría cada dos o tres años. El periodo de gestación es de 13 meses, uno de los más largos en el reino animal. Durante los dos primeros años la madre amamanta y cuida de su cría, siendo ésta la relación social más fuerte dentro de esta especie.



REPRODUCCION:
Mediante el estudio de esta especie se ha aprendido que las hembras Ilegan a una madurez entre los 5 a 9 años de edad. La razón de reproducción es lenta. Luego de 12 a 13 meses de gestación la hembra manatí busca un lugar tranquilo, poco profundo, donde pueda tener su cría. El bebe manatí es amamantado por uno a dos años. En su etapa juvenil puede que permanecer cerca de su madre por unos meses .



POBLACIONES AMENAZADAS:

Las poblaciones de manatíes en el pasado disminuyeron principalmente por el consumo de sus carnes por humanos. En 1893 se aprueba legislación en Estados Unidos para proteger los manatíes de captura. Actualmente las poblaciones existentes están siendo afectadas por actividades humanas relacionadas con el intenso desarrollo de las zonas costaneras.


DONDE SE ENCUENTRAN:
La subespecie de manatí que se encuentra en Puerto Rico( Trichechus manatus manatus ) es la misma que habita las costas cálidas de otras Antillas Mayores, países del Caribe y del Golfo de México. El manatí de la Florida es considerado como una subespecie aparte ( Trichechus manatus latirostris ). Existen otras especies de manatí en el Río Amazonas y en la costa Oeste de Africa. Su distribución en Puerto Rico está regida por tres factores: (1) el grado de protección contra el oleaje fuerte que proveen las bahías y puertos, (2) la distribución de las yerbas marinas para alimentarse y (3) la disponibilidad de agua dulce para beber. El manatí es más abundante en las costas sur y este, especialmente en Fajardo y Ceiba(Base Naval Roosevelt Roads) y en la Bahía de Jobos entre Guayama y Salinas. También se encuentra en densidad intermedia, en la costa noroeste de Vieques, la Bahía de Guayanilla, La Parguera y Bahía Montalva en Lajas, Joyuda y Bahía Sucia en Cabo Rojo, y en la desembocadura del Río Guanajibo en Mayagüez. En la costa norte no es tan abundante como en el sur. Sin embargo, se ha observado desde la desembocadura del Río Plata en Dorado hasta Fajardo y en el noroeste en Isabela y Aguadilla.
YURI VANESA LARA
11b